Temen intento de fraude en las elecciones

Una encuesta realizada por el Instituto Universitario de Opinión Pública (IUDOP) revela que un 61.8% de las personas encuestadas creen que habrá fraude en las próximas elecciones presidenciales. Pero, ¿hay posibilidades reales de que suceda un fraude?

Redactada por: Mezti Cornejo

Con reportes de: Sofía Barillas, Tania Ortiz, Melisa Rosa, Sofía Benítez

El porcentaje de personas que creen que habrá fraude en las elecciones presidenciales del 3 de febrero del presente año supera el 60 %, lo que indica un aumento en comparación a años anteriores en los cuales las cifras estaban alrededor del 40 % y 50 %.

Debido a esta percepción de la población, el pasado 8 de enero el Tribunal Supremo Electoral (TSE), como autoridad máxima en materia electoral, emitió un comunicado ante dichas especulaciones y manifestó que: “ante los diversos señalamientos que circulan en los medios, si alguna persona natural o jurídica, partidos políticos o candidatos contendientes, tienen indicios, o pruebas de cualquier naturaleza del delito de fraude electoral le exhortamos a presentar su denuncia ante las instancias competentes, y no generar especulaciones infundadas, pretendiendo con ello desestabilizar el proceso electoral”.

También señaló que se encuentran trabajando arduamente para garantizar la participación política de los ciudadanos y ciudadanas y partidos políticos a través de resultados electorales confiables.

¿Pero en verdad existe las posibilidades de que un fraude electoral pueda ocurrir?   

Belén Alvayero y Pamela Rodríguez son ciudadanas que dicen estar listas para votar el 3 de febrero, pero también admiten que el fraude es un acontecimiento del diario vivir en nuestro país. Rodríguez alega que, en el caso de existir fraude, tanto los partidos políticos como el TSE estarían involucrados.

“Los partidos políticos muchas veces están de acuerdo, porque muchas veces ellos son los favorecidos y el pueblo ya se acostumbró. Se ha hecho tolerante antes las malas conductas de los partidos, ya se hizo una costumbre”, opinó Alvayero.

Por otro lado, el sociólogo Álvaro Artiga y el politólogo Danilo Miranda piensan que pese a que el porcentaje de personas que temen fraude es alto, es poco probable que esto suceda, ya que desde que se estableció el actual sistema de legislación electoral no ha existido uno.

Artiga opina que el aumento de este porcentaje refleja poca claridad por parte de la ciudadanía de lo que en verdad es fraude y de lo que no. Debido a que a veces suele creerse que fraude electoral son algunas irregularidades que se dan durante el proceso. Como por ejemplo cuando por A o B motivo un centro de votación abre tarde, poca preparación en las Juntas Receptoras de Votos (JRV) o incluso, que la foto del DUI no coincida con la foto que aparece en el padrón.

Según Miranda, el término “fraude electoral es aquella modificación de las preferencias expresadas en los votos en comparación con el resultado final”.

Sin embargo, factores como la historia del país en décadas anteriores y que el sistema electoral actual se ha construido sobre fundamentos cuyo objetivo principal es evitar el fraude, hacen que las personas puedan tener este tipo de especulaciones.


Fotografías por: Ximena Carpio

Un ejemplo que Artiga plantea de intento de fraude electoral es lo que sucedió en San Francisco Gotera en las elecciones para alcaldes y diputados 2018, donde en un principio la alcaldía fue asignada al partido ARENA. Pero el partido GANA afirmaba haber ganado, entonces, presentó las actas, se abrieron las urnas, se contaron los votos de nuevo y efectivamente, GANA había obtenido la mayoría de los votos.

UN NUEVO ESCENARIO

Artiga explica que las especulaciones de fraude electoral entre los partidos políticos ARENA y FMLN siempre han existido en contra del otro que estuviera en el poder y controlara la autoridad electoral en ese entonces. Ahora la autoridad electoral ha cambiado en términos de que ya no obedece tanto a partidos políticos por resoluciones de la sala de lo constitucional. Pero, en esta ocasión no es ninguno de estos dos partidos quienes están diciendo que va a haber fraude, probablemente porque tienen la expectativa de ganar, en cambio, ahora quien está arrojando este tipo de acusaciones es el partido GANA.


Fotografías por: Ximena Carpio

Miranda dice que si se llegara a dar un fraude este tuviera más importancia si la persona electa fuera quién en realidad tome las decisiones durante el mandato presidencial. Pero los más influyentes generalmente no son los votantes, sino las clases dominantes como los grandes empresarios, el crimen organizado y algunos gobiernos extranjeros como el de los Estados Unidos.

No obstante, en el escenario más extremo, desde la perspectiva de Miranda, un suceso como este podría causar una grave crisis, como en el caso de Nicaragua, donde todo comenzó con pequeñas protestas que terminaron desencadenando una ola de problemas.

La legislación bajo la que se guía el actual sistema electoral de El Salvador se estableció luego de los Acuerdos de Paz. Fue diseñada principalmente para evitar cualquier tipo de fraude electoral. A causa de esto, hoy en día es obligación que a la hora de llevar a cabo todo el proceso de escrutinio representantes de los diferentes partidos deben estar presentes, de otra forma los votos no pueden ser contados. También, al final del conteo todos los partidos deben tener en su poder copias de las actas finales.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *